J U D Y   G A R L A N D

 

A life dedicated to the show

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aún no he llegado a comprender los requisitos que reúne un actor, una actriz o un cantante para ser considerado "Icono Gay" en el mundo. Por mas que he intentado averiguar los motivos, conclusiones o propósitos, mis pensamientos se disparan fugazmente y aparece un blanco intenso, donde no puedo extraer una lógica justificación para bautizarlos, como hace este Colectivo con nombres como: Barbra Streisand, Liza Minnelli, Judy Garland, Brad Pitt, o esa cantante extraordinaria que es Sarah Brightman, sin olvidar a Greta Garbo, Bette Davis, Marlene Dietrich, Richard Gere, Marilyn Monroe, Joan Crawford, Julie Andrews, Rock Hudson, Audrey Hepburn, Elizabeth Taylor o los deportistas, Martina Navratilova, David Beckham y Billie Jean King. He procurado leer sobre ello y veo que el icono gay debe reunir belleza, elegancia, glamour, fortaleza frente a la adversidad, la andrógena, la exageración de ademanes, y en el caso de los artistas, que sean interpretes o autores de alguna obra famosa que la comunidad Gay haya asumido como parte de su cultura. Estos iconos pueden ser heterosexuales, homosexuales o transgénero, también pueden ser personajes famosos, pero que están aún dentro del armario o por haber declarado al mundo entero su orientación e identidad de género. En lo que a mi concierne, que es el mundo del cine... Si, ellos y ellas reúnen todos los adjetivos que el colectivo ha analizado para catalogarlos en su lista de iconos, y por supuesto nunca estaré en contra de ello, lo que me intriga, es si será positivo o negativo que alguien diga:

 

"Admiro a Sarah Brightman"....

 

"Me vuelve loco Marilyn, o admiro la belleza de Liz Taylor"

 

Y por ello te cataloguen de gay. No es que me preocupe lo mas mínimo, no tengo nada en contra de este colectivo, es mas, tengo amigos con esa orientación sexual y no dejan de ser personas extraordinarias en todos los sentidos de la palabra, lo que no entiendo es el por qué y aunque veo que muchos de los nombres antes citados reúnen las condiciones para ser iconos gays, no me gusta que se precinte a un profesional con sobrenombres, y les pongan etiquetas a verdaderos monstruos de la pantalla. No dejan de ser grandes por eso, pero no es licito que si una persona habla o comenta algo sobre ellos, pase automáticamente a ser un gay integral sin remedio. Es un comentario muy personal, y dado que yo admiro hasta el paroxismo a los actores arriba citados, quiero lanzar a los cuatro vientos que el color, el olor y la textura de mis sábanas, solo me conciernen a mi, y lo que puedan pensar los demás sobre ello.....Como diría  Rhett Butler, el personaje que interpreta Clark Gable en GONE WITH THE WIND:

 

"-Frankly, my dear, I don´t give a damn-"

 

 

 

 

 

 

Cuando abro los ojos al nuevo día, me siento bien por saberme vivo, por encontrar sentido e ir caminando para trabajar y buscar datos sobre el mundo del cine....Cuando rozo con mis dedos la piel humana, siento el calor y el placer que proporciona el contacto, también mi plenitud es total y miro al cielo, agradeciendo ese contenido de formas y colores que me vienen a la mente e intento buscar en el otro cuerpo, averiguar si posee el color del arco iris. No existe nada en mi vida que pueda proporcionarme mas placer que el contacto con la felicidad y os puedo asegurar que una de las vías para conseguir tal éxtasis es, ser buscador de colores primarios, atraparlos y hacerlos míos en este interior que lucha por ser tan autentico como los trabajos que escribo. Si el arco iris pudiera asociarse a un nombre, creo sinceramente que cualquier mago de Oz abriría las puertas mágicas del lugar de la fantasía y formaría de rojo el legendario nombre de una de las mujeres mas fascinantes del Séptimo Arte, una de las figuras que vivieron en sus carnes el mundo interior de la maquina de los sueños, con sus connotaciones de enorme éxito, pero no exentas de tragedia y destrucción personal. Hablar de ella es todo un lujo para cualquier persona que ame el cine, una aventura a nivel de escritor, por los muchos senderos que confluyen en su persona, y todo un homenaje a la memoria de quien nos dió momentos impagables y nos condujo sin pretenderlo, a la magia de una ciudad, mas allá de Oz. Aquella niña de enormes trenzas, de ojos grandes y prodigiosa voz, tuvo un nombre y él quedó grabado para siempre en los paneles de la historia del Séptimo Arte con letras de oro, aún se puede alzar la vista y contemplar su brillo, porque su resplandor nunca morirá. Once letras marcadas a fuego que dicen:

 

JUDY GARLAND

 

 

 

Si al escribir sobre Judy lo hiciese de forma biográfica, diría:

 

 "Nació el 10 de Junio de 1922, dentro de familia feliz, donde nunca aplicaron disciplina....Se inició en el escenario cuando tenía seis años, demostrando poseer una voz privilegiada, con un timbre adecuado, llevando el compás de forma perfecta, debutando en el teatro a los 30 meses, hasta que en 1935 y con 13 años, el cine se fijó en aquella pequeña joya de ojos enormes y nerviosa como el cervatillo en busca de su madre..........".

 

Pero no soy un biógrafo, solo soy un hombre que ama el cine, que lo siente vivo en su interior y que en todos mis artículos, buenos o malos, uno mis vivencias y recuerdos con el personaje o el film en la que estoy inmerso. Creo que siempre me sucederá así, es mi estilo, mi fundamento, no podría crear de otra forma y si de algo puedo sentirme orgulloso es de que seguiré siendo de este modo hasta que me llamen a la otra dimensión. De esta forma intentaré reflejar lo mucho o poco que de JUDY GARLAND tengo danzando por las vías de mi memoria e intentare dar un perfil lo mas exacto posible de uno de los nombres mas representativos de la época de oro del cine, siempre con admiración, respeto y una nostalgia que es alimento de mis vivencias como mitómano y cinéfilo.

 

Un importante actor norteamericano y gran amigo mío, me habló de esta forma de Judy:

 

"Era como el mar, a veces está en calma y se deja contemplar con tranquilidad, otras las olas te impiden la visión, ante la tempestad. Pero en ambos  casos se trata de una actriz de enormes posibilidades artísticas, de grandes catástrofes personales, poseedora de la historia mas triste que conocí."

 

He contado con la participación de una persona que conoció muy bien aquella época de la industria del cine, para documentarme. Reside actualmente en Nueva York, retirado de toda actividad, y con el que me une una sólida amistad a pesar de tener mas de 80 años. Con sus anécdotas, datos y comentarios, he rellenado muchos huecos que existían en mi memoria sobre la vida de esta atormentada mujer. A él especialmente, desde lo mas profundo de mi corazón, mis mas expresivas gracias.

 

En su carrera se incluyen títulos tan memorables como EL MAGO DE OZ  dirigida por Víctor  Fleming, antes de que se encargara de dirigir ese monumento al cine que es GONE WITH THE WIND. Oz es esa película que de alguna forma todos llevamos en el recuerdo, como un cuadro hipnótico de fantasía, metáforas, sueños y realidades, servido en bandeja multicolor, con una canción considerada como la mejor de la historia del cine: "Over the rainbow”.  Siempre que la escuchó, mi mente hace vuelos infinitos, me remonta a otras dimensiones, ciudades por descubrir, cumbres a conquistar, porque para éste cinéfilo que intenta escribir, es la melodía que mas encanto posee, su ritmo es una delicia y con una voz que nunca volverá.

 

 

Judy Garland intervino en cientos de Films, pero  solo con categoría de obras de culto, son las que dirigió su marido, el maestro Minnelli, esa es mi opinión y no creo que la cambie. La unión matrimonial de estas dos enormes figuras del arte, produjo no solo el nacimiento de otro monstruo del espectáculo: LIZA MINELLI, sino un amplio mosaico de Films a cual mas notable. No cabe duda, que a pesar de los muchos problemas del matrimonio, el resultado fué francamente positivo.

 

La vida de Vincente Minnelli fué un armario abierto de par en par. Se cuentan por cientos sus conquistas masculinas en el sector del cine, por sus manos pasaron actores y directores de renombre universal, y a pesar de que su condición de gay, con la complicación que ello implicaba en el Hollywood de aquellos años, siempre supo actuar como un hombre libre y discreto. Judy lo supo siempre, sus allegados también y aunque oscurecía la trayectoria familiar, ambos vivieron siempre vidas dispares, cada uno por un sendero diferente, en el que jugaron papel importante el alcohol y las drogas. Debo señalar como dato importante que, Vincente Minnelli era todo un artesano del cine, poseía una sensibilidad y un ojo clínico como existieron pocos en Hollywood. Pasaba de hacer EL PIRATA, con Judy y Gene Kelly, y ser un gran musical, a recrear el mundo ácido del cine, de sus hombres y mujeres, de los entresijos de la industria en esa película dura, bella e inolvidable como es DOS SEMANAS EN OTRA CIUDAD. Eso es lo que realmente importa al leer sobre un director como él, aunque para comprender mejor la vida de Judy Garland, he querido comentar su homosexualidad como dato importante. También debo añadir que siempre fué un hombre sin escándalos.

 

 

A partir de 1950 actuaba sin parar en conciertos, clubs de lujo y en televisión, siempre con enorme éxito. Quiero destacar que en su actuación en el Palace de Nueva York estableció un récord de taquilla, que ningún artista ha conseguido igualar en la historia. Las entradas estaban vendidas cinco meses antes de realizar el mismo y según fuentes consultadas, el magnetismo de Judy sobre el escenario nunca se volvió a repetir. Por aquel entonces apenas tomaba drogas y eso se reflejaba en la fuerza de su voz y en las mas de tres horas que duraba su intervención, posteriormente la vida personal de la actriz sufrió un tremendo cambio: Su brillo se vió amenazado por divorcios, amantes, drogas, alcohol, marcándose brutalmente en su físico, llegando a pesar 40 kilos.

 

Comprendo que lo que voy a escribir a continuación puede que no sea muy conocido y desagradable para los muchos admiradores de Judy, pero forma parte de un episodio que sucedió en su vida y creo justo mencionarlo:

 

 

"En una de las ocasiones en que se reunió con Edith Piaf y Marlene Dietrich en Paris, se cuenta que entre Judy y la Piaf consumieron cocaína y champagne en dosis alarmantes. Marlene tuvo que pedir ayuda al personal del hotel ante la imposibilidad de impedirlo ella misma. El espectáculo que presentaba la habitación era dantesco: botellas de champagne vacías, jeringuillas, los muebles con restos de la sustancia, ropa sucia por el suelo y ambas artistas derrumbadas sobre la cama en una estado lamentable. De aquel suceso, la dirección del hotel recibió una importantísima cantidad de dinero para que la prensa no se enterase y el acontecimiento no pasó de ser mas que una reunión de tres amigas íntimas en la ciudad de la luz."

 

 

 El precio de la fama era elevado y en sus contratos, los estudios estipulaban que si su físico cambiaba, se deterioraba la voz o no podía actuar satisfactoriamente, se la suspendería sin sueldo. En la vida de Judy Garland, al igual que otras muchas personalidades del cine, el alcohol y las drogas se apoderan del cerebro, sintiendo una dependencia brutal. Le habían recetado Benzedrine y Phenobarbital para controlar su apetito y  el peso, pero el tipo de vida que Judy hacía, acentuado después de su divorcio de Vincente Minnelli, era mas caótico que nunca. Aunque los medios de comunicación se ocupaban de presentar su vida de forma distinta, la verdad era que su comportamiento estaba siendo dictado dramáticamente por los cócteles de drogas a los que estaba enganchada, con estimulantes que creaban estados psicóticos e insomnio, barbitúricos que le causaban dolores de cabeza, fatiga y continuos cambios de comportamiento.

 

Su matrimonio con Vincente Minnelli también fué crucial para que su estado se tornase perfecto, la homosexualidad del director, los continuos viajes de ambos, dejando a la pequeña Liza en manos de extraños la mayoría de las veces, aunque Judy recurría en muchos momentos a la presencia de su hija, sin poder conseguir paliar con ello la soledad en la que se encontraba siempre. Una persona muy cercana a la actriz en aquellos años y que trabajó con ella en dos films cuenta como principio del fin de la actriz, las infidelidades del director, el descaro con que él admitía a sus amantes en su propia casa y al propio insomnio que padecía desde hacia años. En la sala de maquillaje se pasaban horas intentando bajar el hinchazón de su rostro con gran cantidad de bolsas de hielo, pero lo que nunca pudieron disfrazar era el interior de una mujer que luchaba ferozmente contra el regimiento de bellos corceles blancos a los que ella llamaba "mi soledad".

 

 

Siempre busco en los momentos de soledad la compañía de la música, la de un buen libro o simplemente analizo el origen de esos bellos corceles, como los llamaba Judy, para domarlos y perderme por la inmensidad de la llanura. En esta búsqueda escucho muchas voces de personas que posiblemente me avocaron a la soledad, escucho la voz de Brando, el griterío de mis compañero de infancia, una nota musical suave como todo lo que salía de la garganta de Marilyn, y también, como ahora, la voz de Judy. En ocasiones he querido escuchar mas allá de esos sonidos, mas allá de una mujer que tan deliciosamente entonaba "OVER THE RAINBOW". Estos son mis seres inmortales, mis personajes de leyenda, los que guardo como un tesoro en mi cerebro de hombre que adora el cine, pero en ocasiones vienen precedidos con una tremenda historia personal que, aunque no se puede vislumbrar en pantalla, está ahí. Este es el caso concreto de Judy Garland, como lo ha sido en ocasiones no hace mucho, el de su hija Liza. Tras esa cara aniñada, tras la delgadez de los últimos años estuvieron las drogas, el alcohol, las pastillas, los desamores, la lucha por la fama o el mismo misterio de su vida. De todos los hombres que pasaron por su existencia, solo hubo uno que le dió brillo, ritmo y brío a sus interpretaciones y no es otro que Vincente Minnelli, hombre poco atractivo, pero de talento brutal para dirigir.....Era como ese momento de un estreno en Broadway:

 

" El telón estaba preparado, las luces en espera de que saliera la gran estrella, pero tras el telón quedaba la humillación, el aburrimiento, el desencanto, una vida que naufragaba entre abismos y que la actriz empezó a paliar con ayuda de drogas. A pesar de alzarse majestuoso el telón, de sonar la overtura de su mas famosa canción, y de intentar que sus ojos brillasen aquella noche, pocos la relacionaban con la niña que buscaba afanosa el país de Oz, ya no se alteraba por las frases del hombre de hojalata y sus rojos y brillantes zapatos ya no caminaban por el sendero de baldosas amarillas, porque las lagrimas, el dolor  y la fatiga eran único fondo."

 

Ahora se alzaba el telón una vez mas....y  "The show must go on".

 

 

La interpretación que me me ha impactado de todas cuantas ví de Judy,  sin duda es la de VENCEDORES Y VENCIDOS, recuerdo gratamente su corta colaboración en ese film,  su presencia en el juicio es caótica. En su rostro se refleja todo el terror y la angustia, bajo la presión de un Maximilian Schell impecable. La influencia de su amiga Marlene Dietrich hizo que el director pensara en ella para el papel. La actriz por entonces estaba en la mas completa ruina, había vendido varias posesiones en Los Angeles, joyas, artículos personales.... Creo que esta película, una de las mejores que se han rodado sobre el Juicio de Nuremberg, es todo un canto coral de brillantes actores, aportó en la vida de Judy un impulso psicológico y monetario importante, aparte de una nominación a los oscars.

 

 Marlene Dietrich, gran amiga suya comentó:

 

"Judy me necesitaba, como agua para apagar el fuego que invadía su vida, era mi amiga y yo siempre he estado al lado de los amigos en los buenos y malos momentos. No importa que luego ella olvidase muchas cosas, su cerebro llegó a un punto en que todo era negro y le costaba coordinar la realidad....La adoré siempre"

 

 

Otra de las películas en las que Judy demuestra no solo poseer una voz prodigiosa, sino unas cualidades nada despreciables como actriz fue en: HA NACIDO UNA ESTRELLA, vehiculo en principio para RITA HAYWORTH y que por diversos motivos fué a parar a manos de una Judy ansiosa en demostrar que no era solo la compañera malhumorada del insípido e impertinente Mickey Rooney y que podía darle la replica a JAMES MASON. La película es una eterna busca del éxito, de como una mujer, con pocos atractivos visibles ante el publico, es convertida en una de las mas rutilantes figuras del Music Hall. Cuando estaban firmando el contrato de esta película, en el despacho del productor, su estado era lamentable, a pesar de ir vestida de forma elegante, maquillada para disimular sus tremendas ojeras y sus visibles arrugas, sus manos temblaban. El testigo de este momento, persona de mi confianza,  me dijo que en toda su vida dentro de la profesión, no había sentido tanta lastima por alguien. Tuvo que salir del despacho precipitadamente y proporcionarle un vaso de coñac. Al bebérselo prácticamente todo de un trago, me dijo que el rostro de aquella mujer cambió radicalmente y resurgió como el Ave Fénix de sus cenizas. Así era Judy Garland en aquellos años y así continuó, demostrándolo, sin que para nada su publico se enterase y menos la prensa, a la que los estudios siempre les sellaban la boca.

 

Mientras escribo esto mi recuerdo vaga al lado de su hija Liza Minnelli y me asombra la genética en estos momentos, porque escenas idénticas sufrió Liza en su carrera, después de NEW YORK NEW YORK, ( Gran musical. bajo mi punto de vista), ante el fracaso de taquilla tras su estreno y lo difícil que era repetir un éxito como el de CABARET, tuvo que pasar por varias clínicas de desintoxicación, hasta ir recuperándose. Judy se prolongó en su hija y en ocasiones, no se si a vosotros os habrá sucedido lo mismo, hay secuencias en CABARET que parecen estar interpretadas por ambas actrices.

 

Uno de los mayores éxitos de Judy, por no decir el mas grande conocido fué en el Carnegie Hall de Nueva York en 1961, de cuyas representaciones se vendieron mas de dos millones de álbumes de discos con la grabación completa en vivo, a pesar de estar en pié por las drogas. Me comentaron que era impresionante verla en escena, su diminuta figura lo llenaba todo y la perfección de su voz llegaba a todos los rincones del Carnegie Hall como un canto de sirenas, no se recuerda nada mas emocionante en la carrera de Judy que esta famosísima actuación, que ha pasado a ser considerada como el cenit de su carrera.

 

Recuerdo cuando era joven y vi por primera EL MAGO DE OZ, tuve la sensación de ir en unión de los cuatro personajes centrales por ese crepúsculo de sueños, color, magia y fantasía como ninguna película hasta entonces había provocado en mi. Me fijé mucho en aquella niña de cara sorprendida, en su figura un tanto anticuada, la seguí como el fiel amigo por un país que solo cobraba realidad en el sueño dibujado por ella misma y sentí una tremenda rabia al despertar de aquel estallido de color, oyendo la bella melodía danzar itinerante por todos mis sentidos. No voy a enjuiciar el talento de su director, ni el guión mas o menos trasnochado, ni si tuvieron que disimular el desarrollo de mujer con fajas que apretaban endiabladamente el cuerpo de una adolescente Judy, tampoco me detuve en comprobar que el color era excesivamente fuerte y que el hada parecía salir del PINOCHO de Disney......Solo tuve ojos para la aureola de estrella que lentamente descubrí en una actriz que se llamaba JUDY GARLAND. Al cabo de los años supe detalles del film, leí comentarios sobre el rodaje, sobre Fleming, al que posteriormente descubrí y admiré mas por LO QUE EL VIENTO SE LLEVO. Creo que cuando por mis ojos entró el brillo de aquel arco iris, comenzó una enorme admiración hacia JUDY.......

 

 Y así es hasta el día de hoy.

 

 

Joseph L. Mankiewicz fué el primer hombre que la trató como a una adulta, y ambos mantuvieron durante bastante tiempo una relación. El director hablaba así de ella:

 

"Era una chica a la que constantemente le llamaban fea, que había sido encerrada en cuartos oscuros por su madre como castigo por algo que supuestamente hizo mal, una chica que había desarrollado un tremendo sentimiento de inferioridad, creyendo que nadie quería nada de ella, excepto su voz. Y su madre tejiendo en torno a ella, día tras día... Yo no creo que estuviera mentalmente enferma, pero temía que llegara a estarlo, porque no tenía escapatoria posible, teniendo en cuenta las pesadas cargas que le habían impuesto: La completa destrucción de su infancia y de su vida amorosa y el amor/odio que había desarrollado hacia ella misma."

 

El autor de la canción mas famosa de la historia del cine "Somewhere over the rainbow", E.Y. Harburg, la llegó a conocer mucho y fueron amigos durante años. Opinaba así:

 

 "Ha significado para la canción lo que Gershwin para la música. Ambos aportaron una calidad y una vitalidad que eran típica y exclusivamente americanos. Fué una ganadora nata que, por sus perversos impulsos autodestructivos, se convirtió en una perdedora al final de sus días"

 

Creo que ambas opiniones reflejan la personalidad de esta actriz, el origen por el cual ella interiormente no se sentía bien consigo misma y en lo que su camino hacia Oz la convirtió.

 

Se rodeó siempre de los personajes mas celebres del momento, siempre estaba presente en cualquier fiesta que en Hollywood se hacía. Marlon Brando la recordaba con tristeza, siempre rodeada de aves de rapiña y de indigentes elegantemente vestidos para la ocasión, haciendo una piña en espera de verse gratificados por el dinero que ella les daba sin escatimar cantidades, también comentó el actor su fama en el campo sexual, donde era una acaparadora de hombres jóvenes, por cuyo motivo era una pieza a capturar. Se habló mucho de ella en todos los campos imaginables, unos serán verdad, otros pura leyenda, pero lo que es cierto es que forman parte de su historia, como fué la de Marilyn, Greta y Marlene y otros muchos que, desde el lugar donde moran los dioses aún y a pesar de los años transcurridos siguen desprendiendo esa luz y esa magia que los privilegiados poseen, para seguir deleitando a los que todavía vemos sus rostros iluminados y jóvenes.

 

En Junio de 1965 contrajo matrimonio con un desconocido, Mark Herro, que le acompañó en su gira por Australia, donde Judy experimentó nuevamente la cara y la cruz de su cruel destino: Gran éxito en Sidney y gran escándalo en Melbourne, donde llegó tarde, saliendo al escenario totalmente alcoholizada, dando tumbos y drogada. A pesar de ello el publico que la esperaba desde hacia horas, le rindió al final un calido reconocimiento, mas por lo que representaba en sí, que por aquella lamentable figura, vestida de rojo y verde que apenas tenía fuerzas para levantar los brazos y sostenerse en pié. En uno de sus últimos recitales en el Palladium, en compañía de su hija Liza Minnelli, escenifica la degradación moral y física de una actriz a la que Hollywood retornó a la memoria veinticinco años después de su muerte, a modo de desgaste por todo aquello que le fué robado. Personalmente creo que, Judy Garland fué siempre una mujer que vivió anticipándose al tiempo, a los sueños, a su propia vida, muy por encima de los demás mortales y en el momento de pagar por todo eso e introducir su mano en su dorado bolsillo, se encontró que éste estaba vacío.

 

Actuó en un escenario por última vez en el Club Half Note en Greenwich Village.

 

Murió de una sobredosis, mezclada con mucho alcohol en un hotel de Londres donde pasaba una temporada, el 22 de junio de 1969. La encontraron una mañana el personal de servicio, la habitación estaba revuelta, faltaban su mas valiosas joyas, parte de su vestuario,  apuntes personales de la actriz y no estaba su último marido como se ha dicho, sino totalmente sola. La policía se centró exclusivamente en el cuerpo, en la categoría del personaje fallecido y absurdamente se descartó un posible robo, cuando evidentemente Judy fué victima de ello en toda regla. Se comentó la presencia de Marlene Dietrich, su íntima amiga, quien se encargó de casi todo y finalmente fué la que la vistió de forma aceptable antes de su entierro. En una de sus ultimas entrevistas, Marlene muy mayor, rozando los 90 años, y en su residencia de Paris, le dijo a Maximilian Schell:

 

"Judy era mi mejor amiga, a pesar de lo que se ha escrito. Ella y Edith Piaf eran las dos palomas mas hermosas que he conocido, porque eran portadoras del plumaje mas bello que mis ojos han presenciado. Tenían el interior mas blanco y dulce que yo he visto, a pesar de unirles la tragedia. Yo no quise, ni pude abandonarlas. La amistad es lo mas hermoso que se posee en la vida y nunca las olvidaré".

 

Creo que el sentido y la forma de la frase de Marlene, resume muy bien el interior de una mujer entregada a los demás, porque Judy Garland poseía uno de los plumajes mas claros de cuantos han habitado la casa de los sueños.

 

En una ocasión su hija Liza habló largamente sobre su madre. Creo que no se ha vuelto a repetir en otras ruedas de prensa que ha dado la actriz, por eso creo que es vital que recordemos las palabras de esta mágica personalidad del mundo del espectáculo, y una actriz dramática desaprovechada, bajo mi punto de vista.

 

"Mi madre era un ser adorable, de una ternura como he visto pocas en este mundo en que nos movemos los artistas. Era tan sensible, tan frágil, que recuerdo cuando yo tenía 16 años y ella se encontraba enferma, me regalaron una mascota preciosa, casi recién nacida. Ella me recomendaba que la cuidase de este o de otro modo, yo nunca le hacia caso, era en el fondo una estupida rebelde sin causa, a la mañana siguiente me levanté rápidamente para ir a ver a mi perrita, y me la encontré extraña, no se movía. La cogí, subí a las habitaciones de mi madre, entré sin llamar, gritando y armando mucho ruido. Al verme con el cachorro entre mis brazos y llorando, se levantó de la cama como pudo y se la puso en su pecho, la acariciaba como yo nunca he visto a nadie acariciar, le apretaba dándole calor, susurrando una canción, besando su cabecita. De esa forma tan maravillosa, tan angelical, ví como cobraba vida, y yo no salía de mi asombro. Tenía frío y mi madre le proporcionó todo el calor que necesitaba. Así era ella, y así fué siempre conmigo, aunque yo no le diera demasiada importancia entonces. Ahora, después de muchos años que no está a mi lado, hecho de menos su fragilidad, su ternura y me arrepiento de muchas cosas que hice. Creo que siempre está conmigo y aunque mi vitalidad y locura muchas veces me impide ver, la imagen de aquel día nunca se ha borrado de mi mente. Era una artista genial, un monstruo total y absoluto. La quiero, la quiero, la querré siempre. Cuando salgo al escenario dejo de ser Liza, en ocasiones he sentido como la voz, el olor y la presencia de mi madre estaban dentro de mi cuerpo. He tenido momentos de estos muchos, y puedo asegurar que han sido los de mayor éxito. Mi madre fué una figura irrepetible, era única en todo."

 

 

 

 

 

 

Así me gustaría que fuese siempre recordada;

 

Como una niña de largas trenzas, con cara asustada, elevándose por el camino de baldosas amarillas hacia el arco iris, donde le espera Oz, su ciudad de fantasía, de felicidad, de paz.....sin tener que pagar ningún precio por cruzar el umbral.

 

 

 

 

Obtuvo a lo largo de su carrera los siguientes premios:

 

 

Nominación a la mejor actriz por HA NACIDO UNA ESTRELLA

 

Nominación a la mejor actriz secundaria por VENCEDORES Y VENCIDOS.

 

Oscar honorífico por la mejor actriz juvenil en el 1939

 

Globo de oro a la mejor actriz del musical

 

Globo de oro a la mejor actriz por HA NACIDO UNA ESTRELLA.